José Martí nos enseña que quien resiste con perseverancia acaba trinfando

TRES HEROES - José Martí

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.




Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan, cuando su pueblo se cansa, y que se deciden a la guerra antes que los pueblos, porque no tienen que consultar a nadie más que a sí mismos, y los pueblos tienen muchos hombres, y no pueden consultarse tan pronto. Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba.



domingo, 20 de septiembre de 2015

La estrategia del Ajedrez y la estrategia del Go - II


Como ya tenía yo escrito desde abril de 2014, antes del gran revulsivo que fueron las elecciones europeas del mes siguiente, es un error frecuente seguir la estrategia del Ajedrez  cuando lo adecuado hubiera sido seguir la estrategia del Go.

En el Ajedrez el objetivo es matar al Rey del adversario; quien intenta tomar directamente el Poder derribando al gobierno, sea mediante un golpe, una huelga o una revuelta, o mediante un resultado electoral totalmente inesperado, sigue la estrategia del Ajedrez. En el Go se trata de ocupar más espacio que el adversario; quien se plantea que hay que ir poco a poco comiéndole el terreno, infiltrándose en sus instituciones y restándole apoyos hasta dejarlo sin base, ganando la complicidad de sectores cada vez más amplios, sigue la estrategia del Go.


Los compañeros Pablo Iglesias e Iñigo Errejon, en un error imperdonable en quienes conocen perfectamente la diferencia entre la guerra de movimientos y la guerra de posiciones, juegan al Ajedrez: se han enrocado en el consejo ciudadano estatal; esperan dar jaque mate en las próximas elecciones generales mediante unos pocos movimientos de reina; han colocado en los puestos de salida a unos pocos álfiles y caballos designados entre sus incondicinales sin contar con la participación de los peones más que formalmente.

En el Ajedrez unas piezas valen más que otras, y cada tipo de pieza se mueve distinto. En el Go todas las piezas son completamente iguales, dependiendo su importancia relativa del espacio que ocupen en el tablero en combinación con las demás. Una asamblea decide de forma colegiada sin necesidad de que la presida o la convoque un secretario general. Grave contradicción en un partido supuestamente asambleario es tener órganos directivos unipersonales, desde el nivel local al estatal.  

Si la dirección de Podemos jugara al Go no hubiera alentado que las bases del partido se desgastaran en agotadoras luchas intestinas por la elección de los cargos orgánicos, ni hubiera dejado abandonadas las plazas y demás espacios de poder popular que tenían tomados los círculos.


Ojalá que las maniobras de Ajedrez salgan bien pero, tanto si dan mate como si pierden la reina, la dirección de Podemos no tiene más remedio que retomar la estrategia del Go.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada