José Martí nos enseña que quien resiste con perseverancia acaba trinfando

TRES HEROES - José Martí

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.




Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan, cuando su pueblo se cansa, y que se deciden a la guerra antes que los pueblos, porque no tienen que consultar a nadie más que a sí mismos, y los pueblos tienen muchos hombres, y no pueden consultarse tan pronto. Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba.



lunes, 9 de septiembre de 2013

De la subsistencia a la Aldea Global: TV e internet en las aldeas bereberes del Alto Atlas


 
 


Durante mi reciente viaje por Marruecos me llamó mucho la atención que en las aldeas perdidas del Alto Atlas, accesibles sólo a través de caminos de mulas, hubiera placas fotovoltaicas y antenas parabólicas. Gentes que viven como mis bisabuelos hace más de un siglo, practicando agricultura y ganadería de subsistencia, en casas hechas de tierra amasada con paja, a bastantes kilómetros de carreteras practicables para automóviles o de la red eléctrica, se conectan todas las noches a internet o a la televisión por satélite, del país del mundo o en el idioma que mejor les parezca (incluso en tamazigh).
 
El acceso a la era de la Aldea Global, que a nosotros nos costó pasar por sucesivas revoluciones industriales y posteriores reconversiones y deslocalizaciones a lo largo de muchos años, ellos lo están viviendo como un gran salto, tecnológico y social, de gigante.
 
Mientras tanto, su medio natural continúa inalterado, y su forma de vida sigue siendo perdurable (aunque austera), pues son perfectamente autosuficientes en cuanto a los recursos que necesitan sus producciones agrícolas o ganaderas, o sus viviendas.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada