José Martí nos enseña que quien resiste con perseverancia acaba trinfando

TRES HEROES - José Martí

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.




Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan, cuando su pueblo se cansa, y que se deciden a la guerra antes que los pueblos, porque no tienen que consultar a nadie más que a sí mismos, y los pueblos tienen muchos hombres, y no pueden consultarse tan pronto. Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba.



viernes, 21 de diciembre de 2012

Feliz Era Nueva




El día de hoy, 21 de diciembre de 2012, no es más que una fecha muy significativa en un calendario concreto. Un calendario muy místico, esotérico y hermético, todo lo que ustedes quieran, pero calendario al fin y al cabo. Todos los 31 de diciembre nos corremos una gran juerga para celebrar al Año Nuevo como se merece, da igual lo mal que pinte, porque es la fecha en la que, según nuestro calendario, acaba un periodo y comienza otro, que deseamos que no sea más nefasto que el que acaba. Sin embargo, a esa hora en punto en que nos comemos 12 uvas, y armamos todo ese jolgorio, para otras culturas es una fecha tan vulgar como cualquier otro día laborable. Los chinos celebran el año nuevo chino, con mayor entusiasmo si cabe, el día de luna nueva más próximo a una fecha situada entre el 3 y el 5 de febrero, o día de Comienzo de la Primavera, situado en el punto equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera; caerá por tanto entre el 20 de enero y el 19 de febrero. Los musulmanes celebran su Año Nuevo el primer día del mes de Moharran, que puede caer en cualquier mes de nuestro calendario gregoriano, porque tienen un calendario de 12 meses lunares de entre 29 y 30 días, que hacen años de entre 354 y 355 años. Los hindúes tienen un calendario administrativo solar que empieza el primero de Chaitra, o 21 de marzo, y otro religioso lunar, cuyo día de año nuevo es aquél en que hay luna nueva antes del ocaso. Los judíos tienen un calendario solilunar pero es más complicado que el chino: cada dos años lunares de 12 meses de 29 o 30 días, se añade un año adicional para que el día de año nuevo siempre caiga hacia el equinoccio de otoño. Los pueblos originarios del Norte de Africa, entre ellos los guanches, tenían un calendario solar cuyo día de Año Nuevo, el Beñesmet, era el día del solsticio de verano, que ahora cae en 21 de junio, pero que hace un par de miles de años, por cosas de la precesión de los equinoccios, caía el 24 de junio; de ahí que los canarios modernos (y otros pueblos de la zona mediterránea) celebremos el día de San Juan con especial devoción.

Por supuesto que cada cultura tiene sus forma particular de agrupar los siglos, en milenios, o de otra forma. Para la cultura maya el día de hoy, 21 de diciembre 2012, se cumple cierto periodo de 5126 años denominado "Cuenta Larga", resultado de un calendario extremadamente complicado que no estaba relacionado sólo con la Luna y el Sol, sino también con las revoluciones de Marte y de Venus. Ese día puede ser una buena ocasión para celebrar simbólicamente que se entra en una Nueva Era, con una fiesta especial en que cada uno conecte con el Cosmos o con la Providencia en la forma que prefiera, preferiblemente en la compañía de sus más allegados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada