José Martí nos enseña que quien resiste con perseverancia acaba trinfando

TRES HEROES - José Martí

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.




Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan, cuando su pueblo se cansa, y que se deciden a la guerra antes que los pueblos, porque no tienen que consultar a nadie más que a sí mismos, y los pueblos tienen muchos hombres, y no pueden consultarse tan pronto. Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba.



martes, 6 de abril de 2010

EL IMPERIO EN DECADENCIA

Contra la imagen que solemos tener de ellos, los militares son personas eminentemente pragmáticas que aportan una buena dosis de sensatez a las estrategias que los alocados políticos que tienen por jefes les marcan. El informe anual del Mando de Acción Conjunta del ejército estadounidense (United States Joint Forces Command, o USFJCOM) denominado “Entorno Operativo Conjunto” (Joint Operating Environment o The JOE) analiza las posibles amenazas en todas las áreas relacionadas con la seguridad. El informe de este año 2010, en el capítulo dedicado a la economía, describe la grave coyuntura financiera en la que se encuentra el país, advirtiendo que “la explosión del déficit y la deuda pública hace insostenible la actual asignación de recursos para Defensa y pone en peligro la seguridad nacional e internacional”.

“Los ingresos fiscales previstos están muy por debajo de lo necesario para cubrir los compromisos adquiridos por el Gobierno Federal. El nivel de endeudamiento público suscita incertidumbre sobre nuestra capacidad para devolver una deuda cada vez mayor y sobre el valor del dólar en el futuro”.
Este endeudamiento va a exigir, según el informe, unos gastos cada vez mayores: “Si continúa la tendencia actual, Estados Unidos dedicará un 7% de su producción simplemente a hacer frente a su deuda externa. El pago de los intereses, combinado con el crecimiento de la Seguridad Social y la Sanidad, detraerá recursos de todas las demás áreas del Gobierno, incluida la Defensa Nacional”.
Es aleccionador que sea precísamente un medio profundamente conservador y ultraneoliberal como es Libertad Digital quien se haga eco de este informe catastrofista.

Demostrando un notable sentido de la perspectiva histórica, The JOE alerta de imperios que vivieron demasiado tiempo por encima de sus posibilidades y acabaron colapsando, no porque su maquinaria militar hubiera dejado de ser invencible, sino porque no podía ser financiada por un estado exhausto:

“La España de los Habsburgo incumplió el pago de su deuda catorce veces en 150 años, y la alta inflación la hizo tambalearse hasta que su imperio transoceánico colapsó; los Borbón en Francia acumularon tanta deuda por sus guerras y despilfarros que las tensiones sociales desembocaron en su derrocamiento en una revolución; los intereses consumieron el 44% del presupuesto británico entre 1919 y 1939 e impidieron su rearme frente a Alemania".
Yo agregaría el caso del imperio romano. Su ejército siempre fue superior técnicamente a todos sus enemigos, y si alguna vez los bárbaros tuvieron ventaja con algún avance (como por ejemplo el empleo de estribos que permitió multiplicar la capacidad de choque de la caballería), fueron enrolados como auxiliares en las legiones o directamente contratados como mercenarios. El colapso llegó cuando el imperio fue incapaz de sufragar los gastos militares crecientes, lo que se tradujo en sucesivas devaluaciones de su moneda mediante el expeditivo método de rebajar la proporción de plata u oro empleada en su acuñación. Casi lo que le están pasando al dolar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada